Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Controversia e identidad mapuche


Escrito por Julio Vezub
El autor es investigador independiente, Conicet. Profesor titular de Historia Argentina II (1852-1930), FHCS-UNPSJB. Vicedirector del Instituto Patagónico de Ciencias Sociales y Humanas
Los araucanos-mapuches, sin entrar en detalle sobre los etnónimos o las denominaciones étnicas que han ido variando con los siglos, o según quiénes las aplican, tienen presencia histórica en los territorios actuales del centro-sur de Argentina y Chile. El registro arqueológico y genético identifica la continuidad poblacional a ambos lados de la cordillera, y muestra la existencia de ancestros mapuches en Neuquén y la Pampa central desde hace al menos mil años de antigüedad. Debe recordarse que la conformación de los Estados nacionales argentino y chileno es posterior a dichas identidades poblacionales.
Dentro de un complejo proceso de mestizaje e hibridación con las poblaciones mapuches, los patagones-tehuelches practicaron una territorialidad trashumante al sur del río Limay-Negro durante los siglos XVIII y XIX.
Tres precisiones complementarias:
-Igual que en el caso araucano-mapuche, donde coincide más de una denominación, se debería hablar de "pampas" o "gunüna küne" entre los ríos Negro y Chubut, y de "aónikenk" más al sur. "Tehuelche" es un vocablo en lengua mapuzungún o "mapuche", lo que demuestra dichos intercambios y contactos culturales.
La expansión de la Argentina hacia la Patagonia data de las décadas de 1870 y 1880, por lo tanto, el territorio argentino no siempre fue "nuestro", y es resultado de conquistas a expensas de las poblaciones originales, mapuches y tehuelches.
-En tanto alumno doctoral de Casamiquela, puedo afirmar que su conocimiento de las lenguas tehuelches, en plural ya que hay más de una, era importante pero parcial. No fue el último hablante ilustrado, ya que el uso doméstico y cultural de estas lenguas persiste entre familias gunüna küne y aónikenk actualmente existentes, y nuevas generaciones de estudiosos contribuyen a la recuperación de estas.
Calfucurá escribió, en 1861, desde Salinas Grandes: "Yo no estoy en estas tierras por mi gusto, ni tampoco yo soy de aquí, sino que fui llamado por don Juan Manuel [de Rosas] porque estaba en Chile y soy chileno; y ahora hace como treinta años que estoy en estas tierras". "Chileno" y "Chile" eran atribuciones imprecisas que se aplicaban a cualquier persona o región cordillerana del sur. La territorialidad nuclear del linaje era el volcán Llaima, en el límite actual entre los dos países, un territorio autónomo durante la mayor parte del siglo XIX. Calfucurá y Namuncurá tenían orígenes tehuelches para Casamiquela. En lugar de "gran invasión", debería hablarse de intensificación de las migraciones o sedentarización mapuche en las pampas, que fue un proceso previo a 1833. Data de las revoluciones de independencia y el desmoronamiento del Imperio español, y se refuerza con el acuerdo entre Calfucurá y Rosas, que les permitió a ambos un nuevo sistema de control territorial del sur bonaerense apoyado en los lazos parentales preexistentes entre poblaciones pampeanas y cordilleranas de distintas etnias. Rosas combinó alianzas y subordinación de mapuches y tehuelches con matanzas sistemáticas. Efectivamente, "lonco" es el nombre que los mapuches dan al cacique. Por su parte, Roca denominó a otro de los grandes loncos, Valentín Saygüeque, "el último de los mohicanos".
El malón, la captura de recursos ganaderos, la cautividad y la violencia fueron características de las guerras de independencia y de caudillos, no solamente de los indígenas. Los hacendados mendocinos y bonaerenses también participaban de los arreos hacia Chile con los indígenas de distintas etnias como intermediarios. El comercio y las raciones estatales a los "indios amigos" reemplazaron al saqueo como fuente principal de esta economía ganadera a partir de Rosas, pero el número de 50 mil cabezas fue una exageración de Estanislao Zeballos para justificar las campañas militares de Roca. Deslegitimar a los mapuches actuales por la crueldad de las guerras del siglo XIX es tan absurdo como hacerlo con los provincianos de hoy por las matanzas de sus ancestros cordobeses, riojanos, porteños o santafecinos en las guerras entre unitarios y federales.
Si bien es cierto que los mapuches predominaron demográfica y militarmente sobre los tehuelches, hay fuentes de época muy calificadas, como el viajero inglés George Ch. Musters o el primer gobernador de la Patagonia, Álvaro Barros, que muestran que los tehuelches como guerreros no quedaban a la zaga, y que las guerras tribales no solamente se libraban entre etnias diferentes, sino también entre parientes. Todo este proceso se dio en el contexto de las guerras de colonización y formación del Estado. Como se ha dicho, las lenguas tehuelches no han desaparecido, y si los hablantes han mermado, ha sido causa de la Conquista del Desierto que también los tuvo por víctimas.
Mariano Requecura controlaba los pasos Llaima e Icalma en Neuquén porque eran parte de su territorialidad ancestral a ambos lados del límite actual entre las naciones. La cordillera de los Andes es ancha además de larga, hubo y hay familias que habitan en la cordillera, además de en uno u otro lado. Hasta la década de 1960 continuaban con su ganadería de invernada y veranada, yendo y viniendo entre campos de pastoreo de ambos lados de la frontera.
Sobre los lanceros, los documentos recomiendan prudencia: más apropiado es referirse a cientos, que solamente podían reunirse articulando confederaciones entre loncos o caciques.
Francisco P. Moreno hablaba de mapuches, entre otras fuentes autorizadas como la correspondencia del cacique Saygüeque, quien encabezó entre 1860 y 1880 la Gobernación Indígena de las Manzanas, con núcleo en Neuquén, y que fuera reconocida por Roca entre otras autoridades nacionales. He aquí un antecedente para la negociación de políticas entre el Estado nacional y los planteos autonomistas de carácter indigenista. La palabra "mapuche" es anterior al siglo XVIII, y es recogida por el padre Andrés Febres en su diccionario de 1765. Los topónimos en lengua mapuzungún son otro indicador de la antigüedad histórica mapuche en la Patagonia y las pampas bonaerenses. Los etnónimos "puelche" y "ranculche" (o ranquel) comparten el sufijo "che", 'gente'.
La sangre no es el único ni el principal componente de la identidad. La identidad se construye cultural e históricamente, y se trasmite en relaciones de colaboración, intercambio y conflicto con otros. La apreciación de rasgos fenotípicos como la tez es un indicador muy subjetivo, y que ha caído en desuso para los antropólogos, tanto culturales como biólogos. La categoría "blanco" es completamente imprecisa, más aún en un país donde los estudios demuestran que más del 50% de la población tiene genes indígenas. Muchos mapuches son y se definen como criollos y tienen su apariencia. La combinación de apellidos galés y mapuche evidencia el proceso de mestizaje que se ha dado en la Patagonia.
Los mapuches son descendientes de mapuches. Algunos de sus ancestros eran nacidos dentro de los límites actuales de Chile, y otros dentro de los de las provincias de Neuquén, Mendoza, San Luis, La Pampa, Buenos Aires, Río Negro y Chubut, cuando ni Chile ni la Argentina eran siquiera proyectos de nación. Los mapuches tienen los mismos derechos que los argentinos de origen piamontés, napolitano, sirio o africano. Entre otros, el derecho a reclamar la restitución de todo aquello que les fue arrebatado por la fuerza durante y después de las campañas militares de 1880. También los asiste el reconocimiento de la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos establecido en la Constitución Nacional, y el convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales, ratificado por la Argentina en el año 2000, que establece en su artículo 14: "Deberá reconocerse a los pueblos interesados el derecho de propiedad y de posesión sobre las tierras que tradicionalmente ocupan".
Fuente: Infobae – 20 de Septiembre de 2.017

martes, 19 de septiembre de 2017

Nuestras Raíces


Escuela Jasy Porã, Aprendizaje colaborativo



Fomenta el aprender a aprender.

Los alumnos construyen su propio conocimiento a través de la interacción con sus compañeros y la búsqueda de soluciones. 


Fotografía: Aprendizaje Colaborativo en la Escuela Intercultural Jasy Porã

Imagina…


Imagina, ve o siente que tienes dentro de ti la capacidad de crear un mundo más humano, armonioso y justo. Ahora, toma una respiración profunda en conexión con la poderosa inocencia que habita tu corazón, y sopla tres veces permitiendo que de ese aliento de vida salgan burbujas de coherencia, de paz y de amor para ti, para mi, para todos!

Gracias! Gracias! Gracias!

Giselle Guerra



Que baile todo el mundo conmigo cuando bailo...




Tenemos la Alegría...

Nosotros tenemos la alegría de nuestras alegrías y también tenemos la alegría de nuestros dolores. Porque no nos interesa la vida indolora que la civilización del consumo vende en los supermercados y estamos orgullosos del precio de tanto dolor que por tanto amor pagamos.

Nosotros tenemos la alegría de nuestros errores, tropezones que muestran la pasión de andar y el amor al camino. 

Tenemos la alegría de nuestras derrotas porque la lucha por la justicia y la belleza valen la pena también cuando se pierde.

Y sobre todo, tenemos la alegría de nuestras esperanzas en plena moda del desencanto, cuando el desencanto se ha convertido en artículo de consumo masivo y universal, nosotros seguimos creyendo en...los asombrosos poderes del abrazo humano.
Eduardo Galeano
Compartido por Teresita Seminara


Vuélvete Amor...

Si quieres la luna,
no te escondas de la noche.
Si quieres una rosa,
no huyas de las espinas.
Si quieres amor,
no te escondas de ti mismo

Arriésgalo todo por amor,
si verdaderamente estás vivo
como un ser humano de verdad.
Si no, márchate de esta reunión.
Las medias tintas jamás alcanzan
la majestuosidad.

De día te alababa y nunca lo supe.
De noche contigo estaba y nunca lo supe.
Siempre pensé que era yo,
pero no: yo era tú. ¡Y nunca lo supe!

Ya has pensado en el amor lo suficiente.
Ahora, vuélvete amor, ¡vuélvete amor!

Rumi


Arte: Laura Iverson



Mis Sueños...!


lunes, 18 de septiembre de 2017

Jamás abandonar


"Nunca se ha ganado una partida, abandonándola."

GMS Tartakower


Fotografía: Ulf Bodin

Misiones (Argentina) : Referentes guaraníes presionan por la propiedad de sus tierras


Insisten ante los legisladores nacionales misioneros y recorren las comunidades de la provincia juntando firmas para enviar al Congreso el pedido de prórroga de la Ley 26.160.

Un grupo de guaraníes está recorriendo las comunidades de la provincia, juntando firmas para enviar al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), y por su intermedio al Congreso Nacional, reclamando la prórroga de la norma sobre la Emergencia Territorial.

Paralelamente, la Cámara de Representantes de Misiones aprobó un Proyecto de Comunicación presentado por el diputado Martín Sereno, del Partido Agrario y Social en el que solicita a los legisladores nacionales por Misiones, que generen las gestiones necesarias para solicitar la prórroga de la Ley 26.160, de Emergencia en Materia de Posesión y Propiedad de Tierras de las Comunidades Originarias del País.

"Esperamos que en la sesión de la Cámara Alta del próximo 27 de septiembre se logre finalmente la prórroga de esta cuestión crucial para los pueblos originarios, y que si se van a agregar algunos aspectos a la Ley, de acuerdo a algunas propuestas, deseamos que los legisladores nacionales estén en consonancia con los derechos de estos pueblos, y además, que se consensúe con ellos. Por esta razón en este Proyecto proponemos que el Gobierno de la provincia se expida a través de sus legisladores en favor de votar afirmativamente la prórroga de la norma en cuestión”, expresó el diputado Sereno.

El Senado de la Nación el 13 del corriente mes tuvo la oportunidad de acompañar las justas demandas de los pueblos originarios, y sus legítimos derechos respecto a la necesidad de prorrogar la Ley 26.160 sobre Emergencia Territorial Indígena, que no sólo ordena efectuar los relevamientos de los territorios indígenas en Argentina (que apenas llegó al 40% del total), además también los desalojos hasta que no finalicen dichos relevamientos.

La Ley 26.160 es un instrumento fundamental para las comunidades indígenas, frena los desalojos a comunidades indígenas que tradicionalmente habitan en sus territorios ancestrales y exige el relevamiento técnico-jurídico-catastral de la situación dominial de las tierras; sin esta herramienta las comunidades quedan desamparadas ya que la norma pierde vigencia el 23 de noviembre próximo.

Están en juego el futuro de más de 8 millones de hectáreas distribuidas por todo el país, los intereses de gobernadores y de privados, el derecho de los indígenas a reclamar sus tierras y la función que debe cumplir el Estado. Además, saca a la luz la falta de registro formal de las comunidades y el valor, en términos de recursos naturales de éstos territorios.


Más de 100 comunidades en Misiones
Respecto al caso Misiones, el legislador expuso las realidades a las que son sometidas muchas comunidades: "Desde la promulgación de la norma en 2009, sólo el 60% de las aldeas fueron relevadas y hubo presiones e irregularidades para que las comunidades firmen relevamientos inexactos, por ello la mayoría de las comunidades están aún en terrenos privados, sin título de propiedad, emergidos a un constante hostigamiento a ser desalojados, además de algunas comunidades que ya sufrieron intento de desalojos violentos donde perdieron recursos naturales vitales para su cultura ancestral, como es el caso de las comunidades Kokureì y Chapaì, que aún siguen con hostigamientos y amedrentamiento por parte del municipio de San Ignacio”, detalló.

Sobre la posición de los legisladores de la tierra colorada en el tratamiento de este tema, manifestó que "nos hace daño que dos senadores por Misiones se hayan negado a acompañar este tema a favor de los pueblos originarios, y nos llama la atención que estos senadores, sabiendo que en Misiones hay más de 100 comunidades mbya guaraní, hayan votado en contra de la prórroga”, finalizó.

Fuente: Diario Primera Edición (Posadas-Misiones-Argentina) – 16 de Septiembre de 2.017