Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

miércoles, 28 de junio de 2017

Ser


Tanto esmero en ser buena
y la bondad primera surge del saber ser libre.

Tanta desesperación por aferrar
y la abundancia proviene de saber soltar.

Tanto interés en decretar lo que no quiero
y el verbo se hace carne al pronunciar lo bueno que deseo
que es lo que nos bendice la propia vida 
sin olvidar el bien de la mayoría.

Mi palabra crea mi realidad, mi imaginación crea mi vida.

Y ya casi aprendiendo a sentir y pensar en libertad.

Me vuelvo la versión tan buscada de mi misma
la de ser mi propia maestra
y vuelo sobre mis propias incoherencias sin miedo
sin escapar al ver en otros mi reflejo
para finalmente llegar a donde debo estar

Alejandra Baldrich


Dulzura...


Hablar de los demas...

''Piensa antes de hablar mal de alguien...
No se recoge las cenizas con la misma facilidad con que se esparce.''
Clarice Lispector

 Fuente Guardianes de Atinis

Aminora el paso...


Vivir



"Que la vida me perdone las veces que no la viví "




Magia...


Niñez y Libertad


"Con los ojos cerrados y los sueños despiertos"


Por soñar despierta, muchas veces me llamaron loca...

Soñar despierto es imaginar un mundo que no vemos ni palpamos, pero que sí podemos crear como queremos. No somos locos por soñar, la “locura” es no hacerlo nunca y permanecer inmóviles por el temor a no poder conseguirlo.

En muchas ocasiones, los demás nos dicen que no soñemos, que bajemos al mundo real y miremos la vida tal y como se nos presenta. Los sueños son bocetos de lo que nos gustaría y pueden ayudarnos a dar un paso en el camino.

"Con los ojos cerrados y los sueños despiertos". Qué gran frase de amor y de vida: mantener tus sueños siempre activos, siempre presente. Muchas veces los seres humanos nos dejamos llevar por los problemas del día a día, no aprendemos a mirar más allá de los obstáculos y luchar por nuestros sueños… 

Cerrar los ojos, dejarse llevar y dejar que las cosas sigan su camino como deben, darse cuenta que todo es parte de un plan mayor y que no hay nada tan bravo que no puedas superar: TÚ eres el creador y desarrollador de tus sueños, nadie puede quitarte eso.

Por lo tanto, que me sigan llamando loca...

Mario Benedetti


Compartido por Teresita Seminara

martes, 27 de junio de 2017

La cosmovisión andina de los kallawayas, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad



Inscrito en 2008 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (originalmente proclamado en 2003).

Los orígenes del grupo étnico de los kallawayas, afincados en la región montañosa de Bautista Saavedra, al norte de La Paz, se remontan a la época preincaica. Al igual que muchos otros aspectos de la cultura andina, sus prácticas y sus valores han evolucionado con la fusión de las religiones indígena y cristiana. La actividad principal de los kallawayas es el ejercicio de una medicina ancestral, a la que están asociados diversos ritos y ceremonias que constituyen la base de la economía local. La cosmovisión andina de la cultura kallawaya abarca todo un acervo coherente de mitos, ritos, valores y expresiones artísticas. Sus técnicas medicinales, basadas en los sistemas de creencias de los antiguos pueblos indígenas de los Andes, gozan de un amplio reconocimiento en Bolivia y en numerosos países de América del Sur, donde ejercen los médicos-sacerdotes kallawayas. Este arte de curación, que está reservado a los hombres, procede de un conocimiento extraordinario de la farmacopea animal, mineral y botánica, así como de todo un corpus de conocimientos rituales indisociables de las creencias religiosas. Los curanderos itinerantes tratan a los pacientes gracias a unos conocimientos médicos y farmacéuticos que se articulan en torno a un sistema complejo de transmisión y de aprendizaje en el que el viaje desempeña un papel preponderante. Al atravesar ecosistemas muy variados en el transcurso de sus viajes, los curanderos kallawayas perfeccionan sus conocimientos de las plantas medicinales. La farmacopea kallawaya, que consta de unas 980 especies, es una de las más ricas del mundo. Las mujeres kallawayas participan en ciertos ritos y se consagran a la salud de las mujeres encintas y de los niños. Ellas tejen los paños que se utilizan en los ritos, cuyos motivos y adornos evocan la cosmovisión kallawaya. Durante las ceremonias rituales, grupos de músicos llamados kantus tocan la zampoña y el tambor para entrar en contacto con el mundo de los espíritus. En los últimos años, el modo de vida tradicional de los kallawayas se ha visto amenazado por la aculturación, lo que puede entrañar la desaparición de este acervo extraordinario de conocimientos médicos. La tradición también se ha visto afectada por la falta de protección jurídica de las comunidades indígenas y frente a las grandes empresas farmacéuticas.



lunes, 26 de junio de 2017

Fe y Amor...