Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

jueves, 19 de enero de 2017

Si no tienes intención de entregarte, no toques mi alma


Se no tienes intención de entregarte, no toques mi alma.

Vengo de días sombríos, noches heladas, madrugadas frías, casi infinitas...

Los tropiezos me permitieron ser fuerte, y la mirada medio perdida en realidad busca lo que es verdadero...

Yo se, Mi corazón, después de tantas decepciones aprendió a reconocer.
 

Regina Souza


Fuente:Guardianes de Atinis

La distribución de tierras en Latinoamerica es la peor del mundo : lo primrero es la desigualdad

Escribe : Darío Aranda

El dato surge de una investigación de la ong Oxfam. En Argentina, el 1 por ciento concentra el 36 por ciento de la tierra.

El 1 por ciento de las estancias más grandes de América Latina acapara la mitad de la tierra agrícola y el 80 por ciento de las fincas cuentan con solo el 13 por ciento del territorio. “América latina es la región del mundo más desigual en la distribución de la tierra”, asegura una reciente investigación de la ONG internacional Oxfam. En Argentina, el 1 por ciento de las estancias más grandes concentra el 36 por ciento de la tierra. La injusta distribución tiene directa relación con el avance minero, petrolero, agronegocio y forestal. “El extractivismo ha dado lugar a una crisis de derechos humanos en la región, amenaza derechos y libertades fundamentales”, alerta Oxfam.

“Desterrados: tierra, poder y desigualdad en América Latina”, es el nombre de la investigación que, en base a datos oficiales, analiza la situación de todos los países de la región. Colombia es el país más desigual en el reparto de la tierra. El 0,4 por ciento de las explotaciones agropecuarias domina el 68 por ciento de la tierra del país.

Sigue Perú, donde el 77 por ciento de la tierra está en manos del 1 por ciento de estancias. Le siguen Chile (74 por ciento) y Paraguay (71). En Bolivia el 1 por ciento de las chacras maneja el 66 por ciento de la tierra, y en México el 56 por ciento. En Brasil, el 44 por ciento del territorio agrícola es para el 1 por ciento de las fincas. En Argentina, el 36 por ciento está en manos de esa mínima porción de estancieros y pooles de siembra.

“La extrema desigualdad en el acceso y control de la tierra es una de las causas de los niveles intolerables de pobreza. Sin políticas que aborden este reto (la tierra) no será posible reducir la desigualdad económica y social”, afirma la investigación de Oxfam e interpela la concentración de tierra en pocas manos: “Es un orden social arraigado y más cercano al feudalismo que a una democracia moderna”.

La investigación, de cien páginas y con extensa bibliografía de referencia, vincula claramente la extrema desigualdad al modelo de explotación de recursos naturales. “El extractivismo se ha hecho con el territorio”, resume la investigación y advierte que tanto gobiernos de izquierda como derecha han optado por favorecer la explotación petrolera, minera, forestal y el agronegocio. “La explotación minera y petrolera se aceleró a partir del 2000. La nueva oleada fue atraída por reformas estructurales que desprotegían los territorios comunales y relajaban los controles medioambientales”, explica. Entre los numerosos ejemplos, cita la situación de Colombia, que en 2002 contaba con un millón de hectáreas en concesión minera y en 2015 ya era de 5,7 millones de hectáreas (el cinco por ciento del territorio nacional).

Precisa que la soja, la palma de aceite y la caña de azúcar tuvieron una “expansión sin precedentes en las últimas dos décadas”. En el apartado “geopolítica de la soja”, destaca que los gobiernos “han impuesto un modelo de organización territorial a la medida de las necesidades de transnacionales”. En base a datos de 2014, precisa los datos del monocultivo: el 68 por ciento del territorio cultivado de Paraguay tiene soja, le siguen Argentina (49), Uruguay (45), Brasil (37) y Bolivia (30 por ciento). “Los cincos países conforman lo que se conoce como ‘repúblicas unidas de la soja’, producen más de la mitad de la soja del mundo”, detalla Oxfam.


Las pequeñas explotaciones agropecuarias son mayoría, pero tiene muy poca tierra. En Colombia, el 84 por ciento de las fincas ocupa solo el cuatro por ciento de la superficie agrícola. Paraguay es otra mala referencia: el 91 por ciento de las chacras cuenta con sólo el seis por ciento de la tierra. En Argentina, el 83 por ciento de las explotaciones agropecuarias tiene sólo el 13 por ciento del territorio.

“La tierra se encuentra cada vez más concentrada en menos manos y sometida a un modelo de extracción y explotación de los recursos naturales que, si bien ha ayudado a crecer a las economías de la región, también ha acentuado la desigualdad. Los beneficios de este modelo extractivista se concentran en manos de unas élites”, resume la investigación. El informe llama a una “urgente y necesaria nueva distribución de la tierra en América latina”.

Entre los sectores más perjudicados se encuentran campesinos y pueblos originarios. “La impunidad con la que se asesina a los activistas indígenas debe terminar. Es urgente que los gobiernos en todo el mundo actúen de forma inmediata para protegerlos”, destaca el informe-

La injusta distribución de la tierra se profundiza con el uso de violencia. “Con la expansión de las actividades extractivas se han multiplicado los conflictos territoriales y se han disparado de forma alarmante los índices de violencia contra quienes defienden el agua, los bosques y los derechos de las mujeres y las comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas. Estos grupos son marginados, perseguidos, agredidos y criminalizados por defender su derecho a la tierra”, denuncia Oxfam.

Fuente: Página 12, Miércoles 18 de Enero de 2.017

Capitalismo


Dinero


miércoles, 18 de enero de 2017

Salvar a la Madre Tierra


Se necesitan las manos (y las mentes) de todas las

personas a nivel mundial para ayudar a salvar nuestra

Tierra...


Fuente : Tierra Sana

Inundaciones en Argentina


Argentina : Megamineras en la Cueva de las Manos? No pasarán


   
El Ministerio de Minería habría otorgado permisos de exploración en terrenos cercanos a ese extraordinario sitio de los Antiguos, lo que podría ocasionarle daños irreversibles

Un maravilloso y frágil santuario natural de los Ancestros

La Cueva de las Manos es uno de los sitios arqueológicos más extraordinarios de la Argentina, con bellísimas y muy antiguas pinturas rupestres, ubicado en el Cañadón del río Pinturas, en el departamento Lago Buenos Aires, Provincia de Santa Cruz, en plena región patagónica. El lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Buena parte de su interés y valor radica en la belleza de las pinturas rupestres que contiene, así como en su gran antigüedad, fechadas en alrededor de 9300 años Antes del Presente (AP) lo que equivale a una de las expresiones artísticas y de ocupación humana más tempranas en este rincón del planeta.

En las pinturas (las más recientes se remontan a una antigüedad de unos mil años) se observan figuras que reproducen elementos relacionados con la vida cotidiana de los antiguos pueblos cazadores y recolectores de la región -ancestros de los tehuelches- pero las más célebres son “las manos” (se han contado 829) realizadas con las antiquísimas técnicas aerográfícas del soplado de las pinturas a través de delicados huesos de animales.

También se observan figuras de animales, especialmente guanacos y choiques (ñandúes), base de la dieta alimenticia en aquellas comunidades, por lo cual son frecuentes las escenas colectivas de caza de estos animales.

 Existen además figuras humanas y motivos geométricos –como los espirales- seguramente asociados a las milenarias cosmovisiones. Y este es otra de las caracteristicas de este lugar, que como tantos otros no solo propiciaban la buena caza para el sustento humano, sino que servían como espacios de conexión chamánica y espiritual con los distintos planos y dimensiones de la realidad.


Intentos de exploración minera

Sobre el cierre del 2016 distintas fuentes y medios de comunicación dieron cuenta de que el Ministerio de Minería había otorgado un permiso de exploración a la empresa Patagonia Gold cerca de las Cueva de las Manos en terrenos que son propiedad de la Fundación Flora y Fauna Argentina, los que pronto serán donados para la ampliación del Parque Nacional Patagonia.

No hubo comunicación oficial, excepto que Patagonia Gold, presente en la provincia desde hace más de veinte años, podría comenzar a explorar en las inmediaciones del sitio. La noticia se difundió rápidamente poniendo en alerta a distintas ONGs y grupos ante un proyecto minero a cielo abierto que provocaría una modificación irreversible del medio ambiente, contaminando y degradando uno de los sitios más puros y vírgenes del mundo.

De acuerdo con las fuentes consultadas, Patagonia Gold –que le compró a Barrick Gold todos sus proyectos mineros en Santa Cruz- tiene en la zona tres proyectos en marcha: El Tranquilo, La Paloma y La Manchuria, en una extensión de unas 165.000 ha. Se desconoce hasta el momento el acuerdo y la superficie que el gobierno le habría cedido en la zona de Cueva de Las Manos.

Proyecto por ahora suspendido ¿cancelado?

La noticia de este posible avasallamiento ambiental y cultural despertó la lógica inquietud y preocupación entre ambientalistas, pueblos originarios y distintos actores de la sociedad que defienden el patrimonio arqueológico de Santa Cruz. Según las últimas informaciones, y especialmente por un comunicado de la Secretaría de Minería de Santa Cruz el proyecto de exploración fue suspendido, convocandose a una Audiencia Pública para el 14 febrero entre la empresa y la Fundación Flora y Fauna, dueña de la estancia Los Toldos en cuyas tierras se encuentra la Cueva de las Manos.

La abogada de esa Fundación, Teresita Iturralde, explicó que la empresa intentó ingresar a la estancia para comenzar a explorar a fines de diciembre. “Luego de que les dijimos que no, pidieron una ‘servidumbre de paso` y ahí la secretaría de Minería frenó el proyecto para convocar a la audiencia, pero lo más probable es que resuelvan a favor de la empresa”, advirtió.

La explotación minera provocaría un “impacto visual” muy fuerte en una zona en la que se pretende llevar a cabo un proyecto de ecoturismo.“También tememos que haya un daño irreversible en el patrimonio arqueológico”, señaló Sofía Heinonen, integrante de la ONG. La zona es de una gran fragilidad. Un movimiento grande de subsuelo podría provocar derrumbes y una modificación irreversible del medio ambiente.

La Fundación advirtió que los impactos de la minería a cielo abierto son “ampliamente conocidos y probados: devastan la superficie, cambian rotundamente la morfología del terreno, generan grandes cantidades de material estéril, hacen perder al entorno su atracción escénica y son irremediables no solamente por la destrucción del paisaje, por ser perfectamente visible desde la Ruta 40, sino por el daño irreparable en términos de preservación de áreas de interés arqueológico en una zona única y por el impacto que genera el tránsito constante de vehículos de gran porte que romperán el potencial turístico”.

Respetar a los sitios sagrados

La voracidad de los proyectos económicos parece no encontrar limites. Sin embargo los tiempos han cambiado y este caso seguramente será una valla ante tanta pretensión desmedida de arrasar a los sitios sagrados, la memoria de los pueblos indígenas y el patrimonio cultural de todos los argentinos.

Por eso creemos que aquí estos emprendimientos no podrán cumplir con sus designios. Claro que ello dependerá también de la consciencia y movilización de los distintos actores sociales que estamos obligados a frenar el avance de estos proyectos que fuera de control, intentan pasar por encima de los sitios más preciados de nuestra geografía cultural.

 
Por lo pronto hacemos nuestras las inolvidables palabras del Maestro Alberto Rex González, cuando después de pasar varias noches en esa Cueva maravillosa, escribió: “Tuvimos ocasión de vivir muchos días en una Caverna de la Provincia de Santa Cruz cuyas paredes estaban totalmente cubiertas con estas imágenes de manos policromas. Al escaso fulgor de las hogueras nocturnas, al vivo movimiento titilante de las llamas, estas manos parecían un remoto y extraño mensaje del pasado. Jugando sobre la superficie de colores brillantes, llenaban el ámbito de la gran caverna con una indescriptible sensación de milenario retorno. Era la sugerencia evocadora nacida en la repetición de la más simple imagen que pueda crearse: la de una mano humana abierta en el vacío, extendida en plegaria, en adiós o simple juego”

Fuentes:
El Federal
http://elfederal.com.ar/nota/revista/30254/suspenden-la-exploracion-minera-en-la-cueva-de-las-manos
http://elfederal.com.ar/nota/revista/30234/mineria-dan-permiso-para-explorar-en-la-cueva-de-las-manos
Página12
https://www.pagina12.com.ar/12606-polemica-por-una-explotacion-minera-en-la-cueva-de-las-manos
Fecha: 14 de Enero de 2.017

Discriminación


Que yo no pierda


Que Dios no permita que yo pierda el romanticismo, aún sabiendo que las rosas no hablan...

Que yo no pierda el optimismo, aún sabiendo que el futuro que nos espera puede no ser tan alegre...

  Que yo no pierda la voluntad de vivir, aún sabiendo que la vida es, en muchos momentos, dolorosa...

  Que yo no pierda la voluntad de tener grandes amigos; aún sabiendo que, con las vueltas del mundo, ellos se van de nuestras vidas...

  Que yo no pierda la voluntad de ayudar a las persona
s, aún sabiendo que muchas de ellas son incapaces de ver, reconocer y retribuir, esta ayuda...

Que yo no pierda el equilibrio, aún sabiendo que muchas fuerzas quieran que yo caiga...

  Que yo no pierda la voluntad de amar, aún sabiendo que la persona que yo más amo, pueda no sentir el mismo sentimiento por mí. 

  Que yo no pierda la luz y el brillo en la mirada, aún sabiendo que muchas cosas que veré en el mundo, oscurecerán mis ojos...

  Que yo no pierda la garra, aún sabiendo que la derrota y la pérdida son dos adversarios sumamente peligrosos...

  Que yo no pierda la razón, aún sabiendo que las tentaciones de la vida son muchas y deliciosas...

Que yo no pierda el sentimiento de justicia, aún sabiendo que el perjudicado pueda ser yo...

  Que yo no pierda mi abrazo fuerte, aún sabiendo que un día mis brazos estarán débiles...

  Que yo no pierda la belleza y la alegría de ver, aún sabiendo que muchas lágrimas brotarán de mis ojos y correrán por mi alma...

  Que yo no pierda el amor por mi familia, aún sabiendo que ella muchas veces, me exigirá esfuerzos increíbles para mantener la armonía...

  Que yo no pierda la voluntad de donar este enorme amor que existe en mi corazón, aún sabiendo que muchas veces él será rechazado...

  Que yo no pierda la voluntad de ser grande, aún sabiendo que el mundo es pequeño...

  Y encima de todo...

  Que yo jamás me olvide que ¡Dios me ama infinitamente!

  Que un pequeño grano de alegría y esperanza dentro de cada uno es capaz de cambiar y transformar cualquier cosa, pues la vida es construida en los sueños y realizada en el amor.

  ¿De qué nos sirve vivir, sino sabemos respirar?

  ¿De qué nos sirve soñar, si no somos capaces de hacer realidad nuestros sueños?


La lucha de Benetton contra los Mapuches de Argentina y Chile


El conflicto entre el pueblo indígena y el consorcio italiano surgió en 2002, cuando el matrimonio mapuche Curiñanco-Nahuelquir se instaló en el predio "Santa Rosa", cuya propiedad fue reclamada por Benetton. Como consecuencia, la empresa denunció al matrimonio por usurpación y un juez ordenó su desalojo.

El conflicto entre el pueblo indígena y el consorcio italiano ha derivado en nuevos enfrentamientos violentos. La lucha por la restitución de tierras ancestrales en Chile y Argentina sigue en pie.                  


El conflicto entre el pueblo indígena y el consorcio italiano surgió en 2002, cuando el matrimonio mapuche Curiñanco-Nahuelquir se instaló en el predio "Santa Rosa", cuya propiedad fue reclamada por Benetton. Como consecuencia, la empresa denunció al matrimonio por usurpación y un juez ordenó su desalojo.

En 1991, la empresa italiana Benetton adquirió la Compañía de Tierras del Sud Argentino (CTSA), que posee cerca de 900.000 hectáreas en la Patagonia argentina. En estas tierras, el gigante de la moda se dedica sobre todo a la cría de ovejas para la producción de lana.

La expansión de Benetton en el país sudamericano ha estado empañada por denuncias de miembros de la comunidad mapuche que señalan haber sido despojados y expulsados ilegalmente de su territorio ancestral por parte de la CTSA. El conflicto entre el pueblo indígena y el consorcio italiano surgió en 2002, cuando el matrimonio mapuche Curiñanco-Nahuelquir se instaló en el predio "Santa Rosa", cuya propiedad fue reclamada por Benetton. Como consecuencia, la empresa denunció al matrimonio por usurpación y un juez ordenó su desalojo.

El caso incluso despertó el interés del Premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel, que escribió una carta abierta a los propietarios de Benetton, pidiendo la restitución de la finca "Santa Rosa" al matrimonio Curiñanco-Nahuelquir. Como respuesta al aumento de la presión de la opinión pública, la empresa de moda ofreció donar terrenos a los mapuches. No obstante, hasta la fecha estos rechazan una donación y exigen la restitución de lo que consideran sus tierras ancestrales.

Conflicto de largo aliento. La disputa no ha sido solucionada satisfactoriamente, como demuestran los recientes enfrentamientos entre mapuches de la provincia de Chubut y las fuerzas de seguridad. El martes 10 de enero, unos 200 gendarmes nacionales y policías locales dispersaron una protesta de la comunidad Lof Resistencia Cushamen, que había bloqueado las vías de un tren turístico en reclamo de tierras. Tres personas fueron arrestadas y también se reportaron heridos por bala de goma.



Amnistía Internacional condenó la violenta represión, que consideró desproporcionada y criticó la "creciente criminalización de la protesta y estigmatización del pueblo mapuche"

Otro país, mismos problemas
En el vecino país de Chile, esta etnia también libra una larga lucha por la restitución de tierras ancestrales, sobre todo contra multinacionales del sector energético, así como empresas forestales y agrícolas. En entrevista con DW, Yvonne Bangert, de la Sociedad por los Pueblos Amenazados (GfbV, por sus siglas en alemán), hace hincapié en el caso de los terratenientes Luchsinger-Mackay, que murieron calcinados en un ataque incendiario en 2013 en la zona de La Araucanía.

Once mapuches han sido acusados del crimen. Yvonne Bangert critica sobre todo la detención de la "machi" o líder religiosa Francisca Linconao, de 60 años, contra quien ha sido invocada la ley antiterrorista. La entrevistada explica que los acusados por "terrorismo" pueden enfrentar largas detenciones preventivas sin ser imputados y que, además, se aceptan declaraciones testimoniales anónimas en su contra.

¿Actos terroristas o demandas legítimas? "En los últimos años, Linconao ha cambiado varias veces entre arresto domiciliario y prisión preventiva, lo cual la ha afectado fuertemente tanto a nivel físico como psicológico. Poco antes de Navidad volvió por cuarta vez a prisión preventiva, donde comenzó una huelga de hambre. Nosotros intercedimos por que pudiera esperar su proceso bajo arresto domiciliario y no en la cárcel. Esto también es importante para su comunidad, donde ejerce como curandera y líder espiritual", cuenta Yvonne Bangert.

La experta de la Sociedad por los Pueblos Amenazados pide un proceso justo en el caso de la "machi" Francisca Linconao y recuerda que hasta ahora la presidenta chilena, Michelle Bachelet, no ha cumplido su promesa de derogar la ley antiterrorista. En su opinión, la mayoría de las demandas territoriales mapuches son legítimas, y, si bien ya existe una autoridad chilena encargada de la restitución de tierras, Bangert reclama mejores mecanismos de reglamentación. Por ejemplo, señala que es necesario controlar que los terrenos devueltos también sean productivos.

Fuente:
http://www.americaeconomia.com/politica-sociedad/politica/enterese-de-la-lucha-de-benetton-versus-los-mapuches-en-argentina-y-chile